Saltar para: Post [1], Comentar [2], Pesquisa e Arquivos [3]

O CASTENDO

TERRAS DE PENALVA ONDE «A LIBERDADE É A COMPREENSÃO DA NECESSIDADE»

O CASTENDO

TERRAS DE PENALVA ONDE «A LIBERDADE É A COMPREENSÃO DA NECESSIDADE»

ALLÁ LEJOS...

ALLÁ LEJOS...

 

Cuando yo era muchacho

(hace, ponga el lector cincuenta años)

había gentes grandes e ingénuas

que se asustaban con una tángana callejera

o una bulla de tragos

en un bar.  Eran las que exclamaban:

– ¡Dios mío, qué dirán los americanos!

Para algunos,

ser yanqui en aquella época

era como ser casi sagrado:

la enmienda Platt, la intervención

armada, los acorazados.

Entonces no era presumible

lo que es hoy pan cotidiano:

el secuestro de un coronel

gringo al modo venezolano;

o el de cuatro agentes provocadores,

como en Bolivia han hecho nuestros hermanos;

ni los definitivos barbudos de la Sierra, claro.

 

Hace cincuenta años,

nada menos que en la primera plana de los diarios

aparecían las últimas noticias del beísbol

venidas de Nueva York.

¡Qué bueno! ¡El Cincinnati le ganó al Pittsburg,

y el San Luis al Detroit!

(Compre la pelota marca «Reich», que es la mejor).

 

Johnson, el boxeador,

era nuestro modelo de campeón.

 

Para los niños, la Castoria de Fletcher

constituía el remedio indicado

en los casos (rebeldes)

de enteritis o indigestión.

 

Un periódico

entre sus adelantos incluyó

una página diaria, en inglés, para los yanquis:

«A cuban-american paper

with the news of the world».

 

Nada como los zapatos Walk-Over

y las píldoras del Dr. Ross.

 

El jugo de la pina criolla

no fue más

el de ananás:

la Fruit Juice Company

dijo que era «huelsencamp».

 

Viajábamos por la Munson Line hasta Mobila,

por la Southern Pacific hasta Nueva Orleans,

por la Ward Line hasta Nueva York.

Había Nick Carter y Búfalo Bill.

Había el recuerdo inmediato grasiento esférico de Magoon,

gangster obeso y gobernador,

entre ladrones y ladrones, el Ladrón.

Había el American Club.

Había el compuesto vegetal de Lidia E. Pinkham.

Había el Miramar Garden

(con lo fácil que es jardín en español).

Había la Cuban Company para viajar en tren.

Había la Cuban Telephone.

Había un tremendo embajador.

Y sobre todo, ¡cuidado,

que van a venir los americanos!

(Otras gentes que no eran tan ingenuas

solían decir:

¡Anjá! Conque ¿van a venir,

no están aquí?).

 

De todos modos,

ellos si que eran grandes,

fuertes,

honestos a más no pedir.

La nata y la flor.

Ellos eran nuestro espejo

para que las elecciones fueran rápidas y sin discusión;

para que las casas tuvieran siempre muchos pisos;

para que los presidentes cumplieran con su obligación;

para que fumáramos cigarrillos rubios;

para que mascáramos chuingón;

para que los blancos no se mezclaran con los negros;

para que usáramos pipas en forma de interrogación;

para que los funcionários fueran enérgicos e infalibles;

para que no irrumpiera la revolución;

para que pudiéramos halar la cadena dei water-closer

de un solo enérgico tirón.

 

Pero ocurrió

que un día nos vimos como los niños cuando se hacen hombres

y se enteran de que aquel honorable tío que los sentaba en sus rodillas

estuvo en presidio por falsificador.

Un día supimos lo peor.

Como y por qué

mataron a Lincoln en su palco mortuorio.

Como y por qué

los bandidos allá son luego senadores.

Como y por qué

hay muchos policías que no están en prisión.

Como y por qué

hay siempre lágrimas en la piedra de todos los rascacielos.

Como y por qué

Tejas de un solo hachazo fue desgarrada y conducida.

Como y por qué

no son ya de México la viña ni el pomar de California.

Como y por qué

los infantes de marina mataron a los infantes de Veracruz.

Como y por qué

vio Dessalines arriada su bandera en todos los mástiles de Haiti.

Como y por qué

nuestro gran general Sandino fue traicionado y asesinado.

Como y por qué

nos llenaron el azúcar de estiércol.

Como y por qué

cegaron su propio pueblo y le arrancaron la lengua.

Como y por quê

no es fácil que éste nos vea y divulgue nuestra simple verdad.

Como y por qué.

 

Venimos de allá lejos, de allá lejos.

Un día supimos todo ésto.

Nuestra memoria fija sus recuerdos.

Hemos crecido, simplemente.

Hemos crecido, pero no olvidamos.

 

Nota:

Há um CD de Mário Viegas, que se recomenda, em que ele declama esta poesia, traduzida:

Há muito tempo / Nicolas Guillen; Trad. de Manuel Seabra.

Ver:

adaptado de um e-mail enviado pelo Jorge

                                                                   

Comentar:

Mais

Se preenchido, o e-mail é usado apenas para notificação de respostas.

Este blog tem comentários moderados.

Mais sobre mim

foto do autor

Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.

Links

  •  
  • A

    B

    C

    D

    E

    F

    G

    H

    I

    J

    K

    L

    M

    N

    O

    P

    Q

    R

    S

    T

    U

    V

    W

    X

    Y

    Z

    Arquivo

    1. 2020
    2. J
    3. F
    4. M
    5. A
    6. M
    7. J
    8. J
    9. A
    10. S
    11. O
    12. N
    13. D
    14. 2019
    15. J
    16. F
    17. M
    18. A
    19. M
    20. J
    21. J
    22. A
    23. S
    24. O
    25. N
    26. D
    27. 2018
    28. J
    29. F
    30. M
    31. A
    32. M
    33. J
    34. J
    35. A
    36. S
    37. O
    38. N
    39. D
    40. 2017
    41. J
    42. F
    43. M
    44. A
    45. M
    46. J
    47. J
    48. A
    49. S
    50. O
    51. N
    52. D
    53. 2016
    54. J
    55. F
    56. M
    57. A
    58. M
    59. J
    60. J
    61. A
    62. S
    63. O
    64. N
    65. D
    66. 2015
    67. J
    68. F
    69. M
    70. A
    71. M
    72. J
    73. J
    74. A
    75. S
    76. O
    77. N
    78. D
    79. 2014
    80. J
    81. F
    82. M
    83. A
    84. M
    85. J
    86. J
    87. A
    88. S
    89. O
    90. N
    91. D
    92. 2013
    93. J
    94. F
    95. M
    96. A
    97. M
    98. J
    99. J
    100. A
    101. S
    102. O
    103. N
    104. D
    105. 2012
    106. J
    107. F
    108. M
    109. A
    110. M
    111. J
    112. J
    113. A
    114. S
    115. O
    116. N
    117. D
    118. 2011
    119. J
    120. F
    121. M
    122. A
    123. M
    124. J
    125. J
    126. A
    127. S
    128. O
    129. N
    130. D
    131. 2010
    132. J
    133. F
    134. M
    135. A
    136. M
    137. J
    138. J
    139. A
    140. S
    141. O
    142. N
    143. D
    144. 2009
    145. J
    146. F
    147. M
    148. A
    149. M
    150. J
    151. J
    152. A
    153. S
    154. O
    155. N
    156. D
    157. 2008
    158. J
    159. F
    160. M
    161. A
    162. M
    163. J
    164. J
    165. A
    166. S
    167. O
    168. N
    169. D
    170. 2007
    171. J
    172. F
    173. M
    174. A
    175. M
    176. J
    177. J
    178. A
    179. S
    180. O
    181. N
    182. D