Saltar para: Posts [1], Pesquisa [2]

O CASTENDO

TERRAS DE PENALVA ONDE «A LIBERDADE É A COMPREENSÃO DA NECESSIDADE»

O CASTENDO

TERRAS DE PENALVA ONDE «A LIBERDADE É A COMPREENSÃO DA NECESSIDADE»

Muros, valas, arame farpado e barreiras electrificadas: Sahara Ocidental (2)

     El Muro de Berlín era la noticia de cada día. De la mañana a la noche leíamos, veíamos, escuchábamos: el Muro de la Vergüenza, el Muro de la Infamia, la Cortina de Hierro... 

Por fin, ese muro, que merecía caer, cayó. Pero otros muros han brotado, siguen brotando, en el mundo, y aunque son mucho más grandes que el de Berlín, de ellos se habla poco o nada. 

Poco se habla del muro que Estados Unidos está alzando en la frontera mexicana, y poco se habla de las alambradas de Ceuta y Melilla. 

Casi nada se habla del Muro de Cisjordania, que perpetúa la ocupación israelí de tierras palestinas y de aquí a poco será 15 veces más largo que el Muro de Berlín. 

Y nada, nada de nada, se habla del Muro de Marruecos, que desde hace 20 años perpetúa la ocupación marroquí del Sáhara occidental. Este muro, minado de punta a punta y de punta a punta vigilado por miles de soldados, mide 60 veces más que el Muro de Berlín. 

¿Por qué será que hay muros tan altisonantes y muros tan mudos? ¿Será por los muros de la incomunicación, que los grandes medios de comunicación construyen cada día? 

En julio de 2004, la Corte Internacional de Justicia de La Haya sentenció que el Muro de Cisjordania violaba el derecho internacional y mandó que se demoliera. Hasta ahora, Israel no se ha enterado. 

En octubre de 1975, la misma Corte había dictaminado: "No se establece la existencia de vínculo alguno de soberanía entre el Sahara Occidental y Marruecos". Nos quedamos cortos si decimos que Marruecos fue sordo. Fue peor: al día siguiente de esta resolución desató la invasión, la llamada Marcha verde, y poco después se apoderó a sangre y fuego de esas vastas tierras ajenas y expulsó a la mayoría de la población. 

Y ahí sigue. 

Mil y una resoluciones de las Naciones Unidas han confirmado el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. 

    ¿De qué han servido esas resoluciones? Se iba a hacer un plesbiscito, para que la población decidiera su destino. Para asegurarse la victoria, el monarca de Marruecos llenó de marroquíes el territorio invadido. Pero al poco tiempo, ni siquiera los marroquíes fueron dignos de su confianza. Y el rey, que había dicho sí, dijo que quién sabe. Y después dijo no, y ahora su hijo, heredero del trono, también dice no. La negativa equivale a una confesión. Negando el derecho de voto, Marruecos confiesa que ha robado un país. 

¿Lo seguiremos aceptando, como si tal cosa? ¿Aceptando que en la democracia universal los súbditos sólo podemos ejercer el derecho de obediencia? 

¿De qué han servido las mil y una resoluciones de las Naciones Unidas contra la ocupación israelí de los territorios palestinos? ¿Y las mil y una resoluciones contra el bloqueo de Cuba? 

El viejo proverbio enseña: 

La hipocresía es el impuesto que el vicio paga a la virtud. 

El patriotismo es, hoy por hoy, un privilegio de las naciones dominantes. 

Cuando lo practican las naciones dominadas, el patriotismo se hace sospechoso de populismo o terrorismo, o simplemente no merece la menor atención. 

Los patriotas saharauis, que desde hace 30 años luchan por recuperar su lugar en el mundo, han logrado el reconocimiento diplomático de 82 países. Entre ellos, mi país, el Uruguay, que recientemente se ha sumado a la gran mayoría de los países latinoamericanos y africanos. 

Pero Europa, no. Ningún país europeo ha reconocido a la República Saharaui. España, tampoco. Este es un grave caso de irresponsabilidad, o quizá de amnesia, o al menos de desamor. Hasta hace 30 años el Sahara era colonia de España, y España tenía el deber legal y moral de amparar su independencia. 

¿Qué dejó allí el dominio imperial? Al cabo de un siglo, ¿a cuántos universitarios formó? En total, tres: un médico, un abogado y un perito mercantil. Eso dejó. Y dejó una traición. España sirvió en bandeja esa tierra y esas gentes para que fueran devoradas por el reino de Marruecos. Desde entonces, el Sahara es la última colonia del Africa. Le han usurpado la independencia.  

    ¿Por qué será que los ojos se niegan a ver lo que rompe los ojos? 

¿Será porque los saharauis han sido una moneda de cambio, ofrecida por empresas y países que compran a Marruecos lo que Marruecos vende aunque no sea suyo? 

Hace un par de años, Javier Corcuera entrevistó, en un hospital de Bagdad, a una víctima de los bombardeos contra Irak. Una bomba le había destrozado un brazo. Y ella, que tenía ocho años de edad y había sufrido once operaciones, dijo: 

-Ojalá no tuviéramos petróleo. 

Quizás el pueblo del Sahara es culpable porque en sus largas costas reside el mayor tesoro pesquero del océano Atlántico y porque bajo las inmensidades de arena, que tan vacías parecen, yace la mayor reserva mundial de fosfatos y quizá también hay petróleo, gas y uranio. 

En el Corán podría estar, aunque no esté, esta profecía:

Las riquezas naturales serán la maldición de las gentes. 

Los campamentos de refugiados, al sur de Argelia, están en el más desierto de los desiertos. Es una vastísima nada, rodeada de nada, donde sólo crecen las piedras. Y sin embargo, en esas arideces, y en las zonas liberadas, que no son mucho mejores, los saharauis han sido capaces de crear la sociedad más abierta, y la menos machista, de todo el mundo musulmán.

Este milagro de los saharauis, que son muy pobres y muy pocos, no sólo se explica por su porfiada voluntad de ser libres, que eso sí que sobra en esos lugares donde todo falta: también se explica, en gran medida, por la solidaridad internacional. 

Y la mayor parte de la ayuda proviene de los pueblos de España. Su energía solidaria, memoria y fuente de dignidad, es mucho más poderosa que los vaivenes de los gobiernos y los mezquinos cálculos de las empresas.

Digo solidaridad, no caridad. La caridad humilla. No se equivoca el proverbio africano que dice: La mano que recibe está siempre debajo de la mano que da.

Los saharauis esperan. Están condenados a pena de angustia perpetua y de perpetua nostalgia. Los campamentos de refugiados llevan los nombres de sus ciudades secuestradas, sus perdidos lugares de encuentro, sus querencias: El Aaiún, Smara...

Ellos se llaman hijos de las nubes, porque desde siempre persiguen la lluvia.

Desde hace más de 30 años persiguen, también, la justicia, que en el mundo de nuestro tiempo parece más esquiva que el agua en el desierto.

 

Eduardo Galeano

In "La Jornada" - Edição de 24 de Abril de 2006

Para ver e ouvir Eduardo Galeano a dizer este texto, clicar AQUI, AQUIAQUI e AQUI

 

 

Seminário: «África – desafios do desenvolvimento, do progresso e da soberania»

                                                                                   
    (...) Como o PCP já salientou publicamente relativamente à Cimeira UE-África, pela sua História e pelos laços que unem o povo português a várias povos africanos, Portugal teria condições para contribuir para uma real mudança nas relações entre os países que integram União Europeia e os países africanos e a União Africana. Como referimos, bastaria que a política externa do Governo português se baseasse nos princípios estabelecidos na Constituição da República Portuguesa para que Portugal contribuísse para uma agenda da Cimeira que desse resposta urgente e efectiva às necessidades e problemas com que se confrontam os povos destes dois continentes. Uma agenda que implementasse as medidas urgentes de solidariedade e cooperação para assegurar os mais elementares direitos e imediatas necessidades de milhões de seres humanos como a alimentação, a saúde, o acesso à água, o alojamento, a educação. Direitos consagrados na Carta das Nações Unidas e referenciados nos tão propalados e instrumentalizados "Objectivos do Milénio". Uma agenda assente no respeito pela soberania e independência nacionais, na não ingerência nos assuntos internos de cada país e na solução pacífica dos conflitos internacionais. Uma agenda respeitadora do inalienável direito dos povos à sua autodeterminação que ponha fim à hipocrisia que objectivamente pactua com situações de colonialismo de que, em África, o exemplo mais gritante é a ilegal ocupação do Sahara Ocidental por Marrocos. E aqui, permitam-me uma especial saudação de solidariedade aos nossos amigos da Frente Polisário e à sua heróica luta pela independência do seu país.

(...)

 

                                                          

adaptado de um e-mail enviado pelo Jorge

                                  

Muros, valas, arame farpado e barreiras electrificadas: Sahara Ocidental (1)

Para Ver e Ouvir:

Para LER: 

Para Ver: 

 

Sítios na Internet:

     (...) 

A pesar dos prognósticos dos observadores militares, que consideraban imposible a subsistência da guerrilla nun médio tan duro como o deserto, as accións militares dos polisarios puxeron a Hassan II nunha situación difícil, pois o elevado orzamento militar que destinaba ao Sahara colocaba o seu país á beira da bancarrota. 

A reacción a esta situación chega en 1980, cando comeza a construcción dos muros defensivos, unha sorpresiva estratexia militar marroquí desertada co apoio e asesoramento de países como os Estados Unidos, Francia e Israel, que permite frear a libre circulación dos combatentes do ELPS polo deserto. O primeiro deses muros érguese en agosto de 1980 e o último en abril de 1987 e constitúen un complexo sistema defensivo composto por minas, arameiras, muros de area e pedras, e radares. Detrás, e en posición de alerta, as tropas marroquís, distribuídas en diferentes bases. A construcción destes muros vai delimitar ata hoxe o que son as zonas liberadas, baixo o control da Fronte Polisario, das zonas ocupadas, baixo domínio marroquí. 

Esta nova estratexia supuxo inicialmente un duro golpe para o exército saharauí. Con todo, os estrategas do ELPS buscaron os puntos débiles dos muros defensivos e desenvolveron unha nova táctica de desgaste que consistia en debilitar psiquicamente e economicamente ao exécito inimigo. Ainda que nunca puideron ser quen de volver circular libremente a través do Sáhara Occidental, os combatentes saharauís atoparon o xeito de atravesar os muros defensivos en determinadas operacións militares (...)

Entre tanto 250.000 saharauís permanecen á espera de poder retornar á sua pátria. Residen nos campamentos de refuxiados da hamada de Tinduf desde hai mais de vintetrés anos, soportando unhas durísimas condicións de vida e un clima que oscila entre o frio atroz das noites de inverno á calor extrema do verán. Sobreviven gracias á axuda humanitária internacional e á sua enorme capacidade organizativa. En todos estes anos, lonxe de quedar cos brazos cruzados, foron construindo un estado no exilio que conta con institucións propias e moitos dos mecanismos precisos para reconstruíren o seu país cando o retorno sexa unha realidade. 

Da outra banda dos muros, case todos os saharauís deixaron família. Son aqueles que non puideron fuxír da invasíón marroquí e permanecen nas zonas ocupadas. Son os que se ven sometidos, dia a dia, a vivir baixo unha continua situación de represión e terror que as fórzas da orde marroquís lles imponen. Cárceres clandestinos, condenas inxustas, mortes, torturas, famílias ènteiras ameazadas, desaparicións, xuízos sen garantías, asasinatos... constitúen a barreira contra o irrefreable alento de liberdade saharauí. Eles habitan ali, onde só a prensa de confianza do réxime de Hassan II ten acceso. Eles habitan ali, onde unha xeración de saharauís nacidos nos campamentos de refuxiados nunca pisou. Ali, a onde os exiliados queren retornar en liberdade. Ali, aquel lugar que desexan con mais forza vital ca ninguén porque pertencen a unha terra que nin se quera coñecen. Eles son de ali. E a sua vontade é imparable.  

 

In Fran Alonzo, TERRITORIO OCUPADO (1998, Edicións Xerais de Galicia) [os "sublinhados" não são do autor] 

 

                                         

adaptado de um e-mail enviado pelo Jorge                                                          

                                                                   

Muros, valas, arame farpado e barreiras electrificadas: «Walls of Shame» - Al Jazeera

     Al Jazeera - Walls of Shame: US/Mexico

    Al Jazeera - Walls of Shame: Morocco/Spain

    Al Jazeera - Walls of Shame: West Bank

    Al Jazeera  - Walls of Shame: Belfast

«It matters little what they are called – whether walls, barriers or fences - the intention is the same: to redefine human relations into 'us' and 'them'. This series is about division, and about the barriers that men erect, in calculation or desperation, to separate themselves from others, or others from them. When diplomacy and conciliation fail, this is the alternative, and not since medieval times have walls been so in demand around the world. Tens of new walls, barriers and fences are currently being built, while old ones are being renovated. And there are many types: barriers between countries, walls around cities and fences that zig-zag through neighbourhoods.

This series will look at four examples of new and extended walls around the world. It will examine the lives of those who are living next to them and how their lives are impacted. It will also reveal the intention of the walls' designers and builders, and explore the novel and artistic ways walls are used to chronicle the past and imagine the future.

The Walls of Shame series takes its name from John F. Kennedy's reference to the Berlin Wall in his state of the union address in 1963. It will examine four new walls: The one on the American-Mexican border, the West Bank wall, the Spanish fence around Ceuta, and the walls inside the city of Belfast in Northern Ireland.»

                                                           

adaptado de um e-mail enviado pelo Jorge

                                     

Muros, valas, arame farpado e barreiras electrificadas: Fronteira Ceuta e Melilla

    Depois de Muros, valas, arame farpado e barreiras electrificadas: Fronteira México-EUA mais muros durante toda esta semana.

               

Para LER:

Para Ver e Ouvir:

   

                                                          

adaptado de um e-mail enviado pelo Jorge

                                                                                              

Mais sobre mim

foto do autor

Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.

Links

  •  
  • A

    B

    C

    D

    E

    F

    G

    H

    I

    J

    K

    L

    M

    N

    O

    P

    Q

    R

    S

    T

    U

    V

    W

    X

    Y

    Z

    Arquivo

    1. 2020
    2. J
    3. F
    4. M
    5. A
    6. M
    7. J
    8. J
    9. A
    10. S
    11. O
    12. N
    13. D
    14. 2019
    15. J
    16. F
    17. M
    18. A
    19. M
    20. J
    21. J
    22. A
    23. S
    24. O
    25. N
    26. D
    27. 2018
    28. J
    29. F
    30. M
    31. A
    32. M
    33. J
    34. J
    35. A
    36. S
    37. O
    38. N
    39. D
    40. 2017
    41. J
    42. F
    43. M
    44. A
    45. M
    46. J
    47. J
    48. A
    49. S
    50. O
    51. N
    52. D
    53. 2016
    54. J
    55. F
    56. M
    57. A
    58. M
    59. J
    60. J
    61. A
    62. S
    63. O
    64. N
    65. D
    66. 2015
    67. J
    68. F
    69. M
    70. A
    71. M
    72. J
    73. J
    74. A
    75. S
    76. O
    77. N
    78. D
    79. 2014
    80. J
    81. F
    82. M
    83. A
    84. M
    85. J
    86. J
    87. A
    88. S
    89. O
    90. N
    91. D
    92. 2013
    93. J
    94. F
    95. M
    96. A
    97. M
    98. J
    99. J
    100. A
    101. S
    102. O
    103. N
    104. D
    105. 2012
    106. J
    107. F
    108. M
    109. A
    110. M
    111. J
    112. J
    113. A
    114. S
    115. O
    116. N
    117. D
    118. 2011
    119. J
    120. F
    121. M
    122. A
    123. M
    124. J
    125. J
    126. A
    127. S
    128. O
    129. N
    130. D
    131. 2010
    132. J
    133. F
    134. M
    135. A
    136. M
    137. J
    138. J
    139. A
    140. S
    141. O
    142. N
    143. D
    144. 2009
    145. J
    146. F
    147. M
    148. A
    149. M
    150. J
    151. J
    152. A
    153. S
    154. O
    155. N
    156. D
    157. 2008
    158. J
    159. F
    160. M
    161. A
    162. M
    163. J
    164. J
    165. A
    166. S
    167. O
    168. N
    169. D
    170. 2007
    171. J
    172. F
    173. M
    174. A
    175. M
    176. J
    177. J
    178. A
    179. S
    180. O
    181. N
    182. D